martes, noviembre 14, 2006

Un recuerdo que duele...

Tenia tanto tiempo que no te recordaba, aunque nunca te he olvidado; solo que te tenia apresada tan al fondo de mi mente de manera que te fuera imposible salir, me he descuidado y hoy rompiste las cadenas que te ataban y saliste...
ojala y te hubieses escapado para no volver nunca mas, pero no se porque te empeñas en seguir lastimandome, ¡eres libre!¡ya no te quiero mas dentro de mi!¡vete!¡alejate! pero por favor ya no vuelvas mas...
Su recuerdo hoy me volvio a doler, aun despues de 9 años aun la recuerdo como si fuera ayer cuando la vi por ultima vez, aquella despedida en aquella fria noche a las fueras de un hospital, el viento silbando en mis oidos susurrandome que no la dejara ir, que la atrapara en mis brazos, que no hiciera caso al llamado de respeto de su dolor, ella me decia que esa noche queria estar sola... la naturaleza hizo lo suyo y un familiar fue separado de ella, ¡¡buscame despues!!, fueron tu palabras... las ultimas que escuche tras cerrar la puerta de cristal del hospital...
¡jamas! la volvi a encontrar, jamas; fueron tantos los lugares que recorri, por los sitios que frecuentabamos tratando en vano de reconocerla entre la gente, sitios que no respondieron a mis preguntas, momentos que volvian a surgir en mi memoria, tus familiares no me quisieron decir nada, tus amigos no te habia visto desde hacia tiempo...
¿huiste de algo o alguien? no lo se... solo se que no te volvi a ver y aun despues de tantos años, aun te sigo recordando...
si vives ya tendras hecha tu vida, casada y con hijos, al igual que yo, tal vez te vaya bien o tal vez mal... a veces me pregunto ¿como hubiera sido nuestras vidas de habernos casado como dijimos un dia, mientras estabamos en las alturas de una montaña, una tarde de invierno... alla en oaxaca? ¡cuanto frio hacia! mientras nuestros cuerpos se infundian calor, haciamos planes, lo recuerdo -¿quieres hacer reir a Dios? cuentale tus planes- seguramente se estaba riendo de nosotros, lo creo ahora.
A 9 años de distancia en esta mañana, rompiste las cadenas que te ataban y mientras charlaba con mi esposa, me hiciste tropezar con la piedra que tiraste a mis pies, una pregunta y una respuesta igual de traicionera que tu recuerdo, hicieron que mis palabras me traicionaran hablando de un lugar a donde algun dia te lleve y que hoy, no visito mas. Mi esposa nunca ha estado ahi pero esta mañana insisti en que ya la habia llevado.
Te recuerdo pero ya no con amor, te recuerdo con cariño y aprecio por lo que recibi de ti y por lo que fui contigo. Ya vete, dejame... eres libre y que Dios te bendiga estes o no bajo este sol...
¡adios, mi chiquilla de los ojos tristes! Tal vez en otra vida podamos estar juntos.

1 comentario:

El Pinche Contreras. dijo...

no se por que presiento que en unos 10 años estare pasando por lo mismo que tu, una exnovia que nunca podré olvidar, pero debería. Ah ve una pelicula que se llama "allegro" es sobre el tema de las personas que encerramos y que vuelven después de mucho tiempo, esta muy buena, pero no em acuerdo de los actores ni nada, jaja, solo se que es de un danes loco. Ta chida. Saludos