jueves, febrero 15, 2007

houchhh...

La sensacion es extraña... siento un inmenso dolor... quiero gritar pero no puedo, poco a poco la oscuridad va ganando terreno y los sonidos se van opacando; no logro ver, escuchar ni sentir absolutamente nada, no se en donde estoy... lo unico que se es que voy cayendo en una oscuridad impoluta..............................................................
.........................................................................
La luz lastima mis ojos, ni aun cerrandolos logro evitar que me duelan, escucho una voz que me llama y me habla, no se quien es...
-¿como te sientes?- mi cabeza no logra coordinar las ideas, cuando tomo nocion de mi situacion, el dolor me vuelve a mi realidad... tengo miedo, el dolor que se apodera de mi es espantoso... siento morirme... lloro, lloro como un niño... ¡que ironia! tengo 11 años aun soy solo un niño.
Una mañana mientras me dirigia a los mandados de la casa y ante los ojos de mi padre fui atropellado por un veloz auto, aunque logró frenar fui lanzado un par de metros, afortunadamente no hubo fracturas, solo golpes, magulladuras y raspones, esa misma noche fui dado de alta...
21 años despues aun sigo explicandome como es que no lo vi acercarse a mi...
Mi memoria me transporta a las 10 de la noche del 2 de febrero de 1999, acompañado de la que aun no era mi suegra, regresaba del aeropuerto de la ciudad de oaxaca, habiamos ido a buscar a un pariente que nunca encontramos, 400 metros antes de llegar a casa un auto nos embistió, mi aun no suegra cayó en el cofre y yo fuí lanzado unos 10 metros cayendo de cabeza, el casco se partió en dos pedazos y la moto quedo inservible...
-¡vámonos, levántate!- me decia mi futura suegra -¡subamos la moto a una camioneta y vámonos!- con alivio vi que ella estaba bien, solo sangraba de la boca y rodillas, y con amargura pude constatar que solo le preocupaba la moto...¡¡que lindas son las suegras!! ¿a poco no?
no pude pararme,ni siquiera moverme, tenia una cortada de 18 cm; del muslo a la rodilla, por la que sangraba profusamente y nuevamente no hubo fractura... cuando me subian a la ambulancia escuche comnetarios de los mirones, que nunca faltan... -¡lo salvó el casco!
15 dias estuve tirado en cama con una ferula en la pierna; los parientes de mi novia decian que yo habia tenido la culpa, mi suegra sabia la verdad, pero ella tan tierna, no iba a abogar por mi, no señor... yo era el culpable y punto y para colmo los periodicos sacaron la noticia como "¡conductor de motocicleta le falto pericia y derrapo!" de risa....
En dias como hoy que hace frio aqui en tuxtepec, renace el dolor en mi pierna,recordandome lo que paso aquella noche de febrero....
dicen que la tercera es la vencida espero que ese adagio no sea cierto, si no,ya no seguire con estas lineas...

5 comentarios:

Imnotok dijo...

Buena historia robocop

Jhon War dijo...

no pues que suerte tienes y pues se ve que tu suegra sabe hacer su trabajo jeje

juan luis dijo...

asi es mi estimado jhon war, fue suerte en ambas ocasiones y lo de mi querida suegra... asi son todas...

Correa dijo...

uts dicen que cuando alguna extremidad o articulacion te advierte del cambio de clima, o te molesta cuando éste es extremo... te duele como si te estuviera pasando de nuevo...

otra historia más que me dice que sí...

muy buen relato...

Imnotok dijo...

y si posteas algo jijoelagranverga?