miércoles, junio 11, 2008

Tardes de lluvia y soledad, tambien de cervezas y futbol

4 días solo, 4 días de embriaguez; necesitaba ya este desahogo, esta paz, esta tranquilidad... silencio que mata, silencio que duele pero que necesario era, para un nuevo inicio y comienzo, necesario para recargarse las pilas y empezar nuevamente. Yo sé que también ellos lo disfrutaron, esta fugaz separación era vital; separacion no debida a rencillas, malos tratos, palabras vanas; sino a una fiesta a mas de 500 km hacia el sur muy lejos de aqui. Piel desnuda, miradas lascivas y furtivas, orgasmos garantizados.



Hoy al caer la noche, y haciendo un recuento de lo vivido en estos días me di cuenta que gaste más de lo que debía y bebí más de lo que podía, pero el estrés desapareció, aunque mi higado y riñones me esten mentado la madre ...





España, Uruguay, Paraguay, Brasil, Argentina, Chile, Estados Unidos y Mexico, ambientaron con su musica cada tarde y noche de mi anhelada y letal soledad. Solo hizo la falta la compañia de un antiguo amigo que me acompañara en mis canticos y en mis saludos, tarro en alto, a Gambrinus y en mis gritos del par de goles alemanes ante una Polonia que no supo o no quizo dañar a los teutones y ante los goles de un México herido por Argentina unos dias antes, que solo buscaba quien se la pagara y esta vez le tocó a Perú, una vez mas humillado con 4 goles.





Si...el saldo fue favorable, aunque no para mi organismo ni mucho menos para mi cartera.

2 comentarios:

Jhon War dijo...

orale, que bueno que te divertiste

Seymus dijo...

la Euro puede causar tales efectos, y la espera de 4 años lo cura... espera, en dos años es el mundial, lástima