sábado, agosto 25, 2007

Amistad perdida

A veces crees llegar a conocer a una persona lo suficiente, como para definirla bajo un concepto distinto a lo preestablecido; es decir que lo llegas a conocer en casi todos los aspectos, le conoces sus manías, gestos, gustos, defectos y cualidades. A esa persona la llegas a apreciar, con un cariño de hermano; lo ayudas cuando puedes, lo orientas, lo motivas, lo aconsejas, lo acompañas en los momentos dificiles, y le brindas tu amistad sincera y desinteresadamente... lo unico que puedes esperar de esa persona es una traición, lo unico que puedes esperar es que eche al caño una amistad de tantos años, de una amistad que fue forjada con polvo, sudor y sangre; cuando aun chiquillos corriamos a la par bajo los mangales y cafetales, que hoy ya no existen mas que en la memoria, porque hace tantos años que fueron talados, fueron tantas experiencias y vivencias que nos hermanaron mas de lo que lo hubiera hecho uno con algun miembro de la propia familia...
no puedo asimilar aún que fue lo que originó ese tropiezo aquella ultima noche, cuando como tantas otras veces nos reunimos a escuchar musica mientras dabamos cuenta de las cervezas que habia en el refri....
un precio irrisorio pero de una accion de incalculable valor, cuya nominación aparecía en el cheque al canje al portador... le pusiste precio a una amistad de muchos años, amigo... que mal... pinche pollo.
Ya no mas "la última y nos vamos", ya no mas hasta pronto, ni un hasta luego, ya no mas chelas escuchando la música que nos acompañó en nuestra infancia...
y como dice el maestro Bunbury "que te conceda la vida cada dia lo que merezcas".

1 comentario:

Anvil Higgins dijo...

asi es.... es triste ver como la amistad de miles de miles de años se desarma por una sola cosa.... pero asi es de fragil la amistad... y ni modo. aunque hay amigos por los que vale la pena luchar no?